Seguidores

lunes, 14 de marzo de 2011



Escucha una cosa que te voy a decir,aunque te duela el alma como me duele a mi, podría engañarte si se me diera mentir,el caso es que no puedo enamorarme de tiNadie te roba nada y nadie ocupa el lugar, de nadie son los besos, de los labios del mar,de nadie es el camino que no mira hacia atrás donde se desangran, las estatuas de sal. Si quieres quererme, voy a dejarme querer. Si quieres odiarme,no me tengas piedad...pero hay una cosa que no vas a lograr, y es hacer negocios con la necesidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario